Estrella Damm, Mahou y San Miguel entre las marcas de cerveza más valiosas del mundo, según Brand Finance

Estrella Damm, Mahou y San Miguel entre las marcas de cerveza más valiosas del mundo, según Brand Finance

A pesar de las restricciones que todavía sufre la hostelería, Estrella Damm, la marca líder de España en cuanto a valor de marca, ha aumentado un 23,4% subiendo hasta 11 puestos en el ranking hasta el 24, colocándose entre las 25 marcas de cerveza más valiosas del mundo. Por su parte Mahou, la segunda marca de cerveza más valiosa de España, ha saltado 7 lugares en el ranking, aumentado un 3,8% en valor de marca, ambos superando el crecimiento medio de la industria cervecera.

Los factores para este notable crecimiento son los fuertes resultados financieros que poseían antes de la crisis y la creciente demanda de cerveza que continúa después de la pandemia. Mahou, por ejemplo, además de capitalizar una relativa apertura más allá de su mercado central de la Comunidad de Madrid, parte de su aumento se encuentra en haber generado un creciente interés por las cervezas artesanales.

San Miguel, la tercera marca de cerveza más valiosa, también aumenta en valor de marca un 14,9% en este contexto y se coloca 9 puestos por encima del ranking hasta el 44. Mahou San Miguel, compañía familiar 100% española, logró cerrar 2020 sin pérdidas, obteniendo un beneficio neto de 2,3 millones de euros, lo que supone una caída del 98% respecto al ejercicio anterior debido a la pandemia que ha reducido las ventas en el canal hostelería. Aun así, la cervecera realizó un importante esfuerzo inversor para apoyar a la hostelería, ayuda que ascendió a más de 200 millones de euros en 2020.

  • Recuperación en 2024

2020 y 2021 han tenido un gran impacto en el sector del alcohol en España, pero aunque casi todo parece a priori negativo, hay razones para ver brotes verdes en la recuperación y áreas de oportunidad que las marcas pueden aprovechar.

La primera ola de COVID golpeó a España como un tsunami con los hospitales colapsados, y el Gobierno español envió a los ciudadanos a uno de los bloqueos más estrictos del mundo durante 2 meses donde solo permanecieron abiertos selectivos comercios de los considerados “bienes no esenciales”, y el alcohol no se consideraba esencial si no estaba acompañado de alimentos.

Hubo una reapertura parcial en el verano de 2020, pero la apertura de clubes nocturnos, bares y otros espacios públicos condujeron a una segunda ola de contagios a la que el gobierno respondió estableciendo un “Estado de alarma” durante más de 6 meses, además de limitar los viajes internos y proporcionar respaldo legal a las Comunidades Autónomas para cerrar bares y restaurantes y mantener a las personas en sus hogares.

El resultado: una reducción inmediata en las ventas por volumen de aproximadamente el 18%, con una recuperación en 2021, pero, según Euromonitor, es poco probable que los niveles de 2019 se alcancen nuevamente hasta 2024, acompañado de una reducción del 42% en el gasto de los medios en 2020 en comparación con 2019, y una reducción del 23% en 2021 en comparación con 2019, según WARC Data.